Incidencias de las elecciones norteamericanas en el corto plazo



Tras el proceso electoral estadounidense, culminado el martes 8 de noviembre, en el cual resultó ganador Donald Trump, es aún muy pronto hablar de impactos concretos, tanto a corto como a largo plazo. No obstante, aunque los mercados están “nerviosos” y propensos a reaccionar a los resultados, un escenario posible a corto plazo es que la Reserva Federal de los Estados Unidos podría no incrementar las tasas de interés. Incluso, el hecho de que aumente la incertidumbre en relación a Estados Unidos dar paso a mayor entrada de inversión extranjera directa y de cartera a la República Dominicana.

Ahora, es importante hablar sobre tres asuntos que incidirían más directamente en nuestro país. Trump, en su campaña de gobierno, a pesar de expresar su descontento con la situación actual de los acuerdos de libre comercio, indicó que desea fortalecer las relaciones con los países con los cuales comercia, entre los que se encuentra la República Dominicana. Es de suma importancia observar las primeras acciones de Trump en cuanto al comercio exterior, con suma atención en el Acuerdo Trans-Pacífico, ya que su no realización podría resultar conveniente.

Otro tema de relevancia en la campaña de Trump fueron sus políticas de inmigración, las cuales podrían aumentar el flujo de deportados hacia la República Dominicana. En su primera entrevista luego de su victoria, para la cadena CBS, el recién electo presidente declaró que en 2017 deportaría entre dos y tres millones de indocumentados con antecedentes criminales, lo cual podría impactar la seguridad en nuestra nación e incidir en la situación del mercado laboral, y políticas migratorias locales.

En tercer lugar, resulta importante observar las fluctuaciones de los precios de commodities como el petróleo a raíz de las inquietudes sobres las relaciones internacionales no comerciales, y su efecto en distintos mercados locales.

Trump ha expresado sus planes de incrementar la inversión pública lo cual podría traducirse en crecimiento económico para los Estados Unidos. Paralelamente, desea reducir la carga impositiva del sector privado para estimular dicha inversión. Sin embargo, existen límites de endeudamiento y el congreso debe validar las acciones del Poder Ejecutivo. Aunque el Congreso es mayoritariamente republicano, no queda claro que favorezcan a Trump como representante de su partido. No obstante, tenerlo en el podio presidencial resulta un puente para que los ideales republicanos se materialicen y se logren avances significativos.